¿Por qué restaurar?  Revalorización de su patrimonio

  • La restauración aporta valor a la obra.
  • Frena las causas de deterioro y estabiliza los materiales constituyentes, preservando su valor estético, histórico y económico.
  • Permite que nuestros hijos y herederos sigan disfrutando de ella. Muchas veces el valor no es material, sino sentimental, y forma parte de la identidad de una familia o comunidad.
  • Una buena restauración permite que la obra se pueda ver mejor, devolviéndole esplendor y frescura a su colorido original. En muchas ocasiones los barnices oscurecidos y repintes impiden ver las cualidades reales de la obra.
  • Oculta tras una densa capa de suciedad puede aparecer la firma del autor, y contribuir a la revalorización de la obra en el mercado del arte.
  • No han sido pocos los casos en los que el estudio histórico-artístico realizado tras la limpieza de una obra haya determinado la autoría de la obra, lo cual aumenta también su revalorización en el Mercado del Arte.
  • No olvidemos el valor sentimental que poseen algunas obras que hemos visto en nuestro patrimonio familiar desde nuestra infancia. La restauración permitirá que la disfruten nuestros hijos.